Análisis de las variantes lingüísticas en el lenguaje oral, en RD y zonas específicas

Por Islanda Paniagua Offrer y Evaristo Lorenzo Liranzo

Análisis de las variantes lingüísticas en el lenguaje oral, en RD y zonas específicas

La lengua es considerada como uno de los sistemas más importantes para la comunicación humana, por medio de ella el individuo manifiesta y expresa sus pensamientos, sentimientos y todo lo referente a las situaciones comunicativas de los seres humanos. Por esta razón, es necesario establecer, formar y acordar desde un principio un buen canal de comunicación donde se puedan ver y entender las variables que la lengua tiene en cada contexto. En ese orden de ideas, el municipio de Comendador es objeto de estudio para investigar las incidencias de algunos fenómenos lingüísticos en el lenguaje oral.

El corpus que se presenta a continuación, ha sido obtenido mediante investigaciones de campo con el objetivo de identificar la forma de hablar de algunos de los habitantes de Comendador, dicho estudio ha sido realizado en diferentes contextos sociales, en los que se ha podido apreciar diferentes situaciones comunicativas como: en las comerciales, familiares, institucionales, laborales, entre otras; en las que se reflejan diversidades lingüísticas de los hablantes.

Para ello, se han tomado como muestra la forma de hablar de varios personas ubicadas en el mercado de Comendador, barrios y en oficinas públicas y privadas, donde se pudo contactar por medio de grabaciones, conversaciones espontaneas de personas de distintos extracto sociales, el uso de algunos fenómenos lingüísticos, especialmente metaplasmos.

Conforme al análisis de nuestra investigación, se presentan algunos fenómenos lingüísticos en las siguientes expresiones:
Toy cansa de recorregí a esa muchacha y no cambea; por decir: estoy cansada de corregir esa muchacha y no cambia.
Metaplasmos que se producen:
Toy por estoy (aféresis, supresión de letra al inicio de la palabra)
Cansá por cansada (apócope, supresión u omisión de letras al final de la palabra.)
Recorregí por corregir (prótesis, adición de una silaba al inicio de la palabra.)
Cambea por cambiar (paragoge, cambio de una letra por otra al final de la palabra.)
Tiene una pete y no deja de mollinarse; por decir: tiene una peste y no deja de lloviznarse. Se dan los siguientes metaplasmos.
Pete por peste (síncopa, omisión de una letra en el medio de la palabra).

Partiendo de lo ante expuesto, se puede precisar, que en el sociolecto de los hablantes que convergen en los diferentes grupos sociales ya mencionados, se da con mucha frecuencia el uso de metaplasmos lingüísticos en su forma de expresión espontánea, notándose ciertas diferencias en lo relativo al lenguaje estándar, pero muy común y entendido en su contexto.

Es importante destacar, que el uso de dichas expresiones es similar en los diferentes contextos objeto de estudio, apreciándose ciertas diferencias en las conversaciones de personas con ciertos niveles académicos, conforme a las normas de la lengua estándar. Aunque estos muestran algunos fenómenos lingüísticos, especialmente metaplasmos.

Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*