El debacle de la alcaldía de Baní -Por Arturo Jiménez-

Por Arturo Jiménez

El debacle de la alcaldía de Baní
La municipalidad de Baní, en la provincia Peravia, atraviesa por un conjunto de necesidades que deben ser enfrentadas con urgencia desde el ayuntamiento. La problemática de la acumulación de resíduos sólidos, vertederos improvisados y el foco de contaminación en que se ha convertido el verdadero municipal, se unen al colapso del sistema cloacal, para afectar la calidad de vida de la población.
 
Y es que a 16 años de gestión municipal, el pueblo continúa esperando por la aplicación del Plan Regulador y de Ordenamiento Territorial, que ponga fin al desorden en que ha devenido la ciudad. Calles llenas de hoyos, falta de un drenaje pluvial, un pésimo servicio de iluminación y falta de señalización de las principales vías, y el mal estado de los semáforos, son algunos de los tantos factores que irritan a los munícipes.
 
El matadero municipal hace años que opera de espaldas a las normas de vigilancia y seguridad sanitaria. El mercado ya cumplió su ciclo de vida y merece ser trasladado, mientras que llueven las quejas por los aumentos en el cobro de los arbitrios, pareciera que estamos ante el debacle del pueblo de Baní.
Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*