Miremos las verdaderas intenciones y actuaciones del Pachá -Por Miguel Ángel Gutiérrez-

Miremos las verdaderas intenciones y actuaciones del Pachá

La comidilla esta semana en los círculos faránduleros ha sido el supuesto mal manejo que Frederick Martínez, el pachá, le dio al estado de salud del comediante José Nicolás Díaz (Margaro) en el programa sabatino Pégate y Gana con El Pachá, que el mismo conduce cada sábado por Color Visión; tras Margaro desmayarse, y El Pachá solicitar al doctor Cruz Jiminián una ambulancia y que se llamara al 911. “Margaro no está bien”, dijo públicamente en la ocasión.

Leí la opinión de una distinguida amiga periodista que por su situación como relacionista de la Clínica a la cual el Pachá hizo el llamado, se sintió mal con el reconocido presentador, y a ella la comprendo, pues sus motivos fueron sanos en el fondo.

Lo que no entiendo es la posición de algunos comediantes como Fausto Mata, Aquiles Correa, Juan Carlos Pichardo, Félix Peña, Jacqueline Estrella, Philip Rodríguez, entre muchos otros, los cuales han llamado irrespetuoso, chismoso, abusador, entre otros desagradables epítetos, al pachá.
Yo que acostumbro a analizar situaciones de toda índole, sin odio, sin prejuicios, sin luchas de intereses, he llegado a la conclusión de que los que aparentan ser irrespetuosos y oportunistas en este caso, son justamente estos comediantes nuestros que movidos por diferentes razones personales han arremetido contra este carismático presentador de televisión nuestro, del cual me atrevo a asegurar es el presentador de más sano corazón, el más humilde en el trato con las personas, y el que más obstáculos ha vencido para llegar a la cima de la popularidad, tanto en la República Dominicana como allende los Mares.

Estos comediantes y muchos otros, al parecer nunca se han interesado por la salud de Margaro, ni del humorista Ramón Asencio, conocido en la televisión dominicana por su personaje de Tano Kao, o de algún otro comediante. Tengo entendido que el propio Margaro ha dicho que el único que se ha preocupado por él es el propio Pachá; también tengo entendido que Frederick le consiguió un nombramiento a Margaro de 25 mil pesos que cobra cada mes en la Dirección de Planes Especiales de la Presidencia, donde Margaro hace horario de oficinas, y va a los barrios y enseña jóvenes a tocar guitarra, y les habla de su experiencia.

Entiendo que a Frederick Martínez en vez de mirarle algunas actuaciones que tienden a confundir, deberíamos mirarle directamente a su noble corazón, valorar el sacrificio que hace día a día y sábado tras sábado por cientos de personas llenos de necesidades y a los cuales estos comediantes con ínfulas de grandes artistas, les dan la espalda y en ocasiones humillan.

No estoy justificando absolutamente nada, quizás la forma opacó el fondo de la verdadera intención que bien podría ser llamar la atención del presidente Danilo Medina para lograr una pensión del Estado dominicano a Margaro, de ser así el Pachá habrá dado cátedras a los que sólo saben aprovechar brechas para dar pasión a sus bajos instintos de críticos destructivos. Lo que sí queda demostrado es que cuando un joven como el Pachá se abre camino a base de talento, tiene que enfrentar hasta a muchos jóvenes. Lo que no debe ser posible es que el pobre siga destruyendo al pobre y el joven al joven. Miremos la verdaderas intenciones y actuaciones del Pachá.

Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*