Por qué Licey está en el sótano -Por Luís García-

Comparir en tus Redes
Por qué Licey está en el sótano
 
Conversaba esta mañana con un amigo liceísta, tomándonos un café, acerca de la difícil situación por la que atraviesa el centenario equipo Tigres de Licey. Para él no hay razones que justifiquen su pobrísimo desempeño en el terreno de juego; hasta llegó a ponerse “bruto” conmigo cuando intentaba darle las explicaciones de lugar.
Le decía que el equipo se puso viejo en manos de la gerencia, incapacitándolo para competir frente a los demás que lucen rejuvenecidos. Agregaba que un equipo que sustente sus aspirantes en buenos jugadores para la liga, pero con edades como las de Juan Francisco, Diory Hernández, Julio Borbón y Anderson Hernández, no tiene gran futuro.
 
Un buen ejemplo de lo anterior lo constituye el equipo de Santiago, las Miguel Águilas Cibaeñas. Se cansaron de ganar con la juventud de Miguel Diloné, Luis Polonia, Tony Peña, Miguel Tejada, Tony Batista, Ramón Arturo Peña, Moisés Alou y Stan Javier, entre otros. Al igual que lo que le pasa ahora a Licey, los dueños de las Miguel Águilas se “hartaron de ganar”, mientras el equipo se volvía, y el resultado es una década sin ver a “linda”. Ahora ha comenzado a renovarse con los Difó, Pérez, Espinal, Valenzuela, Jiménez, Goris, Mora; unidos a los veteranos Juan Carlos Pérez, Jonathan Villar, Zoilo Almonte, Angel Franco y Alfredo Marte.
 
Por otro lado, la reacción positiva de los Toros no es casual, sino producto de bates jóvenes como los de Teoscar Hernández y Jorge Mateo. Otros equipos con jóvenes relevantes son el Escogido, que Pablo Reyes, Franchy Cordero y Willie García; Las Estrellas, Gabriel Guerrero, Angelo Mora, Sócrates Brito y Fernando Tatis; y los Gigantes, que exhiben la fuerza de Eloy Jiménez, Ramón Torres y M. Mercedes.
Aunque hagan “bembitas” los de Licey, deben reconocer que la situación sotanera actual guarda relación con que el equipo se puso viejo en manos de sus gerentes.
Facebook Comments
Comparir en tus Redes

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*