Participación RD en juegos Panam SD 2003, no ha sido superada (Félix Jiménez Campusano)

Por Félix Jiménez Campusano

Participación RD en juegos Panam SD 2003, no ha sido superada

 

Una vez más, la República Dominicana sorprendió con su participación en los juegos panamericanos, que esta vez tuvo su oportunidad en Lima 2019. Nuestra delegación logró finalizar ocupando el décimo lugar en el Top-ten y, la bandera dominicana pudo alcanzar uno de los topes más altos; pero lamentamos que en la prensa tradicional tanto escrita, radial y televisiva, aparezcan opiniones de “expertos cronistas deportivos” destacando esta participación como lo máximo, dicho y escrito simplemente, sin presentación de las evidencias estadísticas, ni la debida comparación entre las competencias de Santo Domingo 2003 y las recientes que, aunque fueron logros semejantes en cuantos a la cantidad de medallas obtenidas, necesariamente tendremos que observar otras consideraciones que detallamos en el recuadro de medalleros presentado conjuntamente con estas motivaciones.
La comparación nos obliga a diferir de dichos análisis, afirmativos, de que en Lima 2019, tuvimos nuestra mejor actuación en Juegos Panamericanos, aunque sin afirmar la falta en el pecado, si fue de la investigación, u objetividad, pero lo cierto es que, lo logrado en las competencias de Santo Domingo 2003, con sede en RD, donde nuestros deportistas se apoderaron del octavo lugar del top ten, enfrentando a 42 países, sumaron 41 medallas, (10 de oro, 12 de plata y 19 de bronce), con la escasa representación de 14 disciplinas, mientras que en Lima 2019, de las 36 disciplinas que nos hicimos asistir y la abundancia de 209 atletas, alcanzamos 40 medallas, (10 de oro, 13 de plata y 17 de bronce), ocupando el último lugar del top ten, enfrentando a 41 países, uno meno.

Sin un 2003, no se sabe hasta dónde iba a llegar RD., estando acostumbrados a una pobre participación, pero ese año fue el pionero del impulso determinante para dar el salto al éxito y abrir la puerta de entrada a la competencia de alto rendimiento deportivo internacional, que nos ha permitido el seguimiento en esa ruta competitiva y dejando atrás la frustración anual en los juegos panamericanos, y comenzamos a ganarnos un lugar de respeto en la región y el mundo, gracias a Dios y la voluntad política de la secretaría de estado de deportes en esos tiempos, que le brindó todo el apoyo.

Con la contundencia de esos datos irrefutables, se puede evidenciar que el esfuerzo, que obtuvo el más alto rendimiento en la historia de República Dominicana, sucedió en los juegos panamericanos Santo Domingo 2003, con menos de la mitad en cantidad de disciplinas y atletas, enfrentando más países, se logró una presea más, que en las competiciones de Lima 2019.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *