Pro Consumidor despliega supervisores para este Viernes Negro

Anina del Castillo, directora de Pro Consumidor.

Desde hace dos meses la entidad ha supervisado cientos de establecimientos comerciales para evitar engañosDesde la semana pasada más de 200 supervisores del Instituto Nacional de Protección al Consumidor (Pro Consumidor) realizan operativos de verificación de ofertas de productos y servicios publicitados en varios comercios, con el objetivo de garantizar la transparencia de cara a las compras del Viernes Negro o “Black Friday”.

Así lo informó la titular de la entidad, Anina del Castillo, quien puntualizó en ese sentido que, como cada año, la medida fue tomada “con la finalidad de vigilar que los proveedores estén cumpliendo con lo promocionado y al mismo tiempo orientar a los consumidores a realizar mejores compras”.

Al ser entrevistada en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, del Castillo subrayó que buscan preservar los derechos de los clientes y que se cumplan las disposiciones de la Ley 358-05 de Protección al Consumidor ese día, “a que no realicen prácticas abusivas, que los productos comercializados cumplan con todas las normas de seguridad y calidad establecidas”.

Según detalló del Castillo, el operativo ofrece a los consumidores una compañía antes, durante y después de la compra, orientándoles sobre cómo realizar un consumo inteligente y de las vías que tienen para hacer sus reclamos si son vulnerados sus derechos.

“Puede ser de forma presencial, yendo a nuestra sede, o a cualquiera de nuestras sucursales tanto en el Gran Santo Domingo como en otras provincias. También está nuestra central telefónica, a la que se puede llamar desde cualquier parte del país sin ningún tipo de cargo, pero además se puede comunicar a través de las redes sociales”, apuntó.

La funcionaria recomendó a los compradores “evitar compras compulsivas, solicitar garantía en español, plazo de duración, condiciones de instalación, preguntar por las políticas de cambio, y conservar facturas”.

Pro Consumidor informó que el año pasado multó a varios establecimientos que ofrecieron publicidad engañosa, con viajes, servicios y productos. “Hubo personas que en mayo de este año estaban esperando lo que compraron el año anterior en Black Friday”, día en el que el comercio se dinamiza a niveles records.
“Hemos hecho el esfuerzo para que los comercios entiendan que la publicidad es objeto de regulación por parte de nuestra institución, lo que supone que deben regirse por condiciones que garanticen los derechos de los consumidores”, advirtió, en la entrevista, dirigida por el director de elCaribe, Osvaldo Santana.

El operativo, de acuerdo con del Castillo, inició hace más de dos meses, con el despliegue de cientos de supervisores por todo el país, primordialmente verificando y calificando por tipo los precios de los bienes, los que les ha permitido estructurar actualmente una base de datos con la media de precios de cientos de productos.

La funcionaria añadió que tiene en el día a día un cuerpo de inspectores que revisa y supervisa el mercado, así como el departamento de conciliación que se encarga de dirimir controversias cuando un bien es inadecuado. Del Castillo afirmó que Pro Consumidor cuenta con la capacidad suficiente para brindar un servicio de calidad. “Eso lo avala que solo en conciliación el año pasado se resolvieron más del 80% de los casos, lo que significó 166 millones de pesos a los consumidores. Este año ya esa cifra se ha superado, tan solo en el Gran Santo Domingo tenemos hasta la fecha RD$140,850,754, en un total de 1,564 acuerdos arribados”.

La directora de Pro Consumidor estuvo acompañada por Leidy de la Cruz, encargada del Departamento Jurídico; Johanna Calderón, encargada del Deparatmento de Conciliación; y Emmanuel Amarante, encargado del Departamento de Publicidad y Estadística. Por parte de este diario también participaron el subdirector, Héctor Linares, y el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte.

Promueven derechos
De acuerdo con la doctora del Castillo, la entidad que dirige cuenta con varias estrategias enfocadas en informar a la población los derechos que tiene como consumidores. “Lo primero que hemos llevado a cabo es un programa de educación, en el que visitamos varios lugares, como escuelas, iglesias, clubes deportivos y sociales, y otros espacios donde se aglomeren personas para empoderarlos como clientes”, indicó.
Aseguró que “ese programa está diseñado de acuerdo a la población a la que se va a informar, conociendo de antemano sus problemáticas y hábitos de consumo, acorde a sus interés, más allá de las informaciones en las plazas comerciales que continuamente ofrecemos”.

Pro Consumidor, que funciona con un limitado presupuesto anual de unos 222 millones de pesos, instruye en esos encuentros fundamentalmente a que frente a cualquier irregularidad en los productos adquiridos, el cliente puede exigir que se arregle, si está sujeto a una reparación; que se haga una disminución del precio, si no se ha terminado de pagar; o que se lo cambien, si no es objeto de ningún tipo de reparación.

Del Castillo dijo que también los proveedores de bienes y servicios se ven impactados por estos programas, pues se realizan supervisiones a comercios y agencias publicitarias para que se acojan a la normativa, y funcionen de forma transparente tanto en estas fechas como todo el año.

“Queremos que entiendan que lo se debe priorizar es la calidad y no el precio. Actuamos a partir de nuestra ley, pero también nos abocamos al cumplimiento del artículo 53 de nuestra Constitución, que habla sobre los derechos del consumidor”, refirió del Castillo, quien destacó que a través de la aplicación móvil ProcoApp, disponible en Android y Apple, los consumidores también pueden hacer sus denuncias.

Quejas más frecuentes de los consumidores

Según informó del Castillo, las quejas presentadas por los clientes son muy variadas. Aseguró que así como han tenido casos de exigencia de RD$25 o la devolución de un teléfono celular defectuoso, también han tenido que mediar para la devolución de RD$13 millones por un apartamento que no cumplía con las características presentadas por los proveedores a la hora de vender. “Pro Consumidor trabaja con todo. Tenemos incluso personal para cada caso, o sea, sabemos qué tipo de cosas suelen reclamar los jóvenes, adultos mayores o mujeres, y nuestros departamentos preparan a los técnicos correspondientes para dar respuesta en todo caso en un tiempo relativamente corto. Los más frecuentes suelen ser quejas de electrodomésticos, pero también ha habido muchos casos de viviendas, por el tema de la plomería y las filtraciones”, señaló.

Problemas recientes con automóviles
Del Castillo dijo que otras de las situaciones que más maneja la entidad, por ser parte de Red Consumo Seguro y Salud (RCSS) de la OEA y del Programa de Consumo de la Unión Europea, son las alertas de fallos de fabricación de automóviles. Uno de los casos más reciente fue el de Takata. Una empresa concesionaria emitió una alerta a través de su página web y redes sociales mediante la cual notificó que algunos modelos de automóviles de dos marcas presentan un fallo en los infladores de las bolsas de aire. “Takata, una proveedora de bolsas de aire para vehículos, se declaró en bancarrota en el 2015. Han declarado 19 casos de muertes vinculadas a fallos en sus productos, llamados a proteger vitalmente a una persona. Pero eso no es todo, hubo casos de 300 lesionados graves por esa mismo problema”, informó. Del Castillo lamentó que varias empresas reclamen a través de los tribunales la potestad sancionadora de Pro Consumidor ante cualquier irregularidad de venta. “Hemos tenido casos de prestadores que someten denuncias en nuestra contra, ante el Tribunal Superior Administrativo, porque entienden que no son sujetos de sanciones cuando no actúan con transparencia”.

Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*