Qué hacer antes, durante y después de un huracán

Comparir en tus Redes

Cuando se avecina un fenómeno de esta naturaleza es importante conocer las medidas preventivas para evitar pérdidas humanas y materiales

El primero de junio de cada año se inicia la temporada de huracanes en la zona del Caribe, y de acuerdo a los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos de América, para este año se esperarían 16 ciclones tropicales, de los que 5 podrían ser intensos, 4 moderados y 7 alcanzarían la categoría de tormenta tropical.

Un fenómeno que amenaza con afectar República Dominicana entre hoy y mañana , sobre todo la zona norte del país, es el huracán Irma, que ayer alcanzó categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

La tormenta aumentó su fuerza hasta alcanzar vientos de 240 kilómetros por hora y pese a que se esperan fluctuaciones en su intensidad, mantendrá su fuerza durante las próximas 48 horas, según el NHC (por sus siglas en inglés).

De acuerdo con Delfín Rodríguez, subdirector y jefe de operaciones de la Defensa Civil, la amenaza para el país que suponen estos fenómenos, por las lluvias, inundaciones, derrumbes, caídas de árboles y daños a viviendas que puedan provocar, nos obliga a estar preparados, lo que conlleva a tomar las medidas necesarias para evitar pérdidas y daños de cualquier índole.

Mantenerse informado en los medios de comunicación, no salir de casa si no es necesario, ubicar los albergues de tu comunidad, en caso de necesitarlo, y sellar ventanas y puertas con cinta adhesiva para evitar los riesgos producidos por los vientos, son algunas de las recomendaciones de la Defensa Civil, antes del paso del huracán.

Otras de las medidas necesarias, según Rodríguez, es tener a mano los documentos personales más importantes y colocarlos en una bolsa plástica y sellarla para evitar su deterioro, así como ropa “abrigadora” o impermeables.

“Cubrir con plástico objetos que puedan dañarse con el agua y limpiar desagües, canales y coladeras para evitar acumulación de agua, son otras de las sugerencias”, comenta Rodríguez.

Limpiar los techos, asegurar los tinacos y cualquier objeto que pueda tumbar el viento, revisar las condiciones de sus instalaciones de gas, eléctricas, inversores y baterías, disponer de recipientes para almacenar suficiente agua y podar árboles y arbustos también es necesario.

Es aconsejable preparar un kit de emergencia por lo menos para tres días, que incluya: agua (calcule un litro por persona al día y no olvide sus mascotas), alimentos enlatados, linterna, radio portátil, baterías, un botiquín de primeros auxilios y todo lo que se piense que será útil para pasar un mal tiempo. Cargue su celular y tenga una batería extra. Es importante decidir dónde quedarse durante la tormenta en caso de vivir en un área vulnerable o de evacuación.

Durante la tormenta o huracán

Rodríguez dice que durante la tormenta o huracán es muy importante mantenerse informado mediante las redes sociales, televisión o radio, y no “llevarse” de rumores, solo de informaciones de medios noticiosos confiables y las autoridades correspondientes.

A menos que las autoridades lo indiquen o se movilice. Quédese dentro de su casa si es segura y resguárdese lejos de ventanas y cristales. No se confíe si hay una calma; puede ser el ojo de la tormenta y los vientos van a regresar.

Hay que tener pendiente conservar la calma y recordar que los servicios de energía y comunicaciones como internet o teléfono pueden verse afectados, comenta el subdirector de la Defensa Civil, así como desenchufar los electrodomésticos del hogar. Explica que es importante cerrar las llaves de paso del agua y el gas y tener consigo una lámpara de pila que funcione a la perfección.

Después que el fenómeno pase

Espere los anuncios oficiales antes de salir de su casa o refugio. Revise su hogar, el gas y los cables eléctricos. Camine con cuidado por la parte exterior de su casa y compruebe si hay cables de electricidad sueltos, fugas de gas y daños estructurales.

Inspeccione si su vivienda sufrió daños. Tome fotografías del edificio y su contenido, para su reclamación al seguro (si lo tiene). Si tiene alguna duda acerca de la seguridad, llame a un inspector de edificios calificado o un ingeniero estructural antes de entrar.

Facebook Comments
Comparir en tus Redes

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*