29% de posiciones ganables fueron para la mujer en 2016

Rosario Espinal.

En las elecciones del 2016 las posiciones en la boleta para las regidurías a las mujeres les tocaron solamente el 29 por ciento de las posiciones ganables, frente al 71% de los hombres.

El dato está contenido en el estudio “Más mujeres Más democracia” que se hizo con el auspicio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Junta Central Electoral (JCE) y el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Por el contrario, el mismo estudio establece que en la boleta de las regidurías la posición uno, la más ganable, fue ocupada mayoritariamente por los hombres en un 76.73% mientras que las féminas ocuparon solo el 23.27.

“Las nominaciones a regidores reflejan el patrón de otros cargos electivos donde se estableció mandato de posición, como en los diputados del Parlacen”, sostiene Rosario Espinal, autora de la investigación. Agregó que si la asignación de nominaciones para las regidurías hubiese sido más equilibrada entre posiciones aventajadas o desaventajadas, más mujeres hubieran resultado electas regidoras.

Expresa la investigadora que una resolución de la Junta Central Electoral (JCE) obligó a los partidos a colocar una mujer por cada tres hombres nominados, lo que contribuyó a que las féminas ocuparan posiciones más ventajosas en la boleta electoral. “Ante el mandato, los partidos cumplen, sobre todo, en la última opción. Las primeras posiciones son las más valoradas porque son las más prometedoras para un triunfo electoral.

Explica que en una circunscripción de cinco escaños, por ejemplo, es más fácil para un partido que obtiene una cantidad significativa de votos, ganar las dos primeras posiciones, la tercera es más difícil si hay competitividad electoral y otros partidos también acumulan una cantidad importante de votos.

“Al colocar las mujeres en la tercera posición, las alejan de la posibilidad de ganar”. En las elecciones del 2016, el 63% del puesto tres en la boleta fue para las mujeres y el 36.04 hombres.

La investigación señala que en las pasadas elecciones, un 42.6% fueron postuladas para regidoras y 32.3% resultaron electas. “En un sistema de elección de listas bloqueadas, como ocurre para las regidurías, significa que un grupo mayor de mujeres que de hombres fueron colocadas en posiciones con exiguas posibilidades de ganar”, comentó Rosario Espinal. El estudio señala que el patrón de nominación y de elección de los directores y subdirectores de distritos municipales es el mismo que en el caso de alcaldes y vicealcaldes. En ambos niveles los hombres son nominados predominantemente para la candidatura titular y las mujeres para la segunda.

Tamaño de demarcación no influye en el número

La investigación especifica que aunque estudios previos plantean que las circunscripciones grandes son más favorables a la elección de las mujeres, los datos de regidurías para la República Dominicana en las elecciones del 2016 no avalan ese argumento. Según esos resultados, los porcentajes de mujeres electas en circunscripciones pequeñas, medianas y grandes no difieren mucho cuando se toman en cuenta los totales de cada categoría.

Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*