Madre niega su hijo muriera por difteria; pide se investigue

Cherilia Frequiere pide se aclare causa real de la muerte de su hijo.

La madre del niño fallecido, presuntamente por difteria, negó la versión de los médicos que atendieron el caso y exigió que se aclaren las circunstancias reales de la muerte.

Cherilia Frequiere, de origen haitiano, perdió a uno de sus cuatro hijos el domingo pasado. El infante, luego de presentar un cuadro febril y problemas en la garganta, fue internado en el hospital donde posteriormente murió.

Se trataba de Evenson Vincent, quien el 26 de abril cumpliría 4 años de edad. Había viajado desde Haití, el pasado fin de semana, para pasar vacaciones junto a su mamá en el callejón La Berenjena del Chucho en los Alcarrizos.

Autoridades del Ministerio de Salud Pública, aunque no han confirmado las causas del deceso, aseguraron que podría tratarse de un caso de difteria, una enfermedad infecciosa que se está propagando en la vecina Haití, que afecta la nariz, garganta y laringe; produce fiebre y dificultad para respirar y puede contagiarse a través de un simple estornudo.

Pero Cherilia aún tiene dudas de que la difteria sea la causa real de la muerte de su hijo y pide a las autoridades que investiguen bien y le entreguen los resultados de la autopsia.

“Él tenía fiebre, pero yo lo llevé al médico y le hice los análisis, y sólo le salía una bacteria, no difteria”, comentó.

Señaló que es falso que el pequeño haya venido enfermo de Haití y que si contrajo alguna enfermedad, lo hizo en República Dominicana; además denunció que quienes lo dejaron morir fueron los médicos. “Dejaron que se muriera y ahora nos echan la culpa a nosotros de traer una enfermedad extraña aquí”, dijo.

Quieren autopsia

También el tío de la víctima, William Vincent, quien es estudiante de medicina, cuestionó las versiones de que su sobrino haya muerto de difteria y exigió a las autoridades sanitarias mayor responsabilidad en el manejo de la información.

Vincent mostró los análisis de sangre del pequeño y aunque admitió que estaba quebrantado de salud, negó que se trataran de síntomas de difteria.

“Cuando le dio fiebre, como yo soy estudiante de medicina y sé de temas de salud, lo llevé al hospital Vinicio Calventi el sábado para que lo diagnosticaran y lo trataran y ahí nos dijeron que lo atenderían, pero le pidieron a la mamá que firmara unos papeles y advirtieron que no se hacían responsables, porque era un caso complicado”, relató.

Agregó que el niño murió el domingo y que cuando le preguntaron a los médicos, éstos le manifestaron que había muerto de un “virus raro”.

Vacunaron en la comunidad

Una vez que se conoció el fallecimiento del niño, las autoridades sanitarias se trasladaron hasta la comunidad de El Chucho y vacunaron, pero sólo a algunas niños del lado de La Berenjena.
El vecino de la familia afectada, Luis Pérez, indicó que vacunaron sólo a algunos niños, pero no avanzaron más porque se acabaron las vacunas. “Cuando fui a preguntarles por qué no habían vacunado a mis hijos, dijeron que porque se acabaron las vacunas y que vendrían después, pero no han regresado”, comentó.

Además, la residente de la zona, Elida Ramírez, denunció que del lado del respaldo Lucas Miner, en el Chucho, no vacunaron a nadie y exigió al Gobierno que le haga frente al problema de la migración haitiana descontrolada.

“Yo vivo allá abajo y eso es un quilombo. No soy racista, pero demasiado hasta Dios lo ve”, expresó.

 

Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*